Se encuentra usted aquí

Inicio » Las especialidades

Unidad del Sueño

Unidad del Sueño

Area: 
NEUROFISIOLOGÍA

La Unidad del Sueño es una unidad multidisciplinar compuesta por cinco médicos especialistas, un enfermero y una auxiliar clínica. El equipo se reúne periódicamente para la evaluación de casos clínicos complejos.

• Dr. Arnaldo Jurdá Portal (Neurofisiología Clínica).
• Dr. Xavier Ustrell Roig (Neurología)
• Dra. María José Mas Salguero (Neurología Pediátrica)
• Dra. Teresa Maria Argemí Coletas (Medicina Interna)
• Dr. José Javier Benito González (Otorrinolaringología)
• Gisela Ruiz Martí (Unidad de Ortodoncia)

Los síntomas principales para consultar a la Unidad del Sueño son: insomnio, somnolencia diurna, ronquidos intensos, pausas respiratorias durante el sueño, exceso de sueño y conductas anormales durante el sueño (movimientos, pesadillas, etc).

Los pacientes pueden consultar por cuenta propia o ser derivados por médicos de diferentes especialidades médicas: medicina de familia, neurología, neuropediatría, medicina interna, neumología, otorrinolaringología, etc.

A cada paciente se le realiza un estudio polisomnográfico nocturno individualizado para diagnosticar su trastorno del sueño.

Una vez realizado el estudio, se deriva al paciente al médico que ha solicitado el estudio o, en caso de haber consultado por cuenta propia, se le deriva al especialista adecuado.

Realización de la exploración

Durante la exploración se registran varias señales fisiológicas como: la actividad cerebral, la respiración, el ritmo cardíaco, la actividad muscular, la saturación de oxígeno en la sangre, los movimientos oculares y los ronquidos.

Se colocan una serie de electrodos superficiales en contacto con el cuero cabelludo, la cara y el cuerpo, pegados con una sustancia adhesiva. Raramente esta sustancia puede crear una ligera irritación cutánea que desaparece en horas o días. También se aplican unas bandas elásticas en el tórax y el abdomen. La información se almacena informáticamente y es analizada posteriormente por el médico especialista en Neurofisiología Clínica.

La polisomnografía nocturna no tiene ningún riesgo por sí misma. Todo el registro se realiza de forma supervisada por personal de enfermería. En ocasiones excepcionales, los pacientes con epilepsia pueden sufrir alguna crisis por el fenómeno facilitador del sueño. Este hecho ayuda a su diagnóstico y tratamiento.

Los estudios de sueño se realizan las noches de lunes y miércoles. El paciente entra en el centro a las 21:15 h y sale cuando termina el estudio, a las 07:00 h del día siguiente.

En el diagnóstico de la Narcolepsia, la Polisomnografía nocturna se complementa con el Test de latencias múltiples que consiste en una serie de siestas que se realizan durante toda la mañana siguiente a la polisomnografía.

Recomendaciones para realizar una Polisomnografía Nocturna

Se recomienda:
• El día del estudio conviene levantarse temprano por la mañana, alrededor de las 07:00, y no hacer siesta. Esto facilitará la conciliación del sueño durante la prueba.
• Es conveniente hacerse el estudio con la cabeza limpia, si puede ser, recién lavada. Los hombres es conveniente que vengan afeitados.
• Cenar ligeramente antes de acudir al centro para realizar la prueba.
• Hay que llevar una bolsa con: pijama cómodo, peine, cepillo y pasta de dientes y ropa para el día siguiente.


No se recomienda:
• Ponerse laca ni fijadores de pelo el día antes de realizar el estudio.
• Modificar las pautas farmacológicas habituales.
• Llevar radios, teléfonos, móviles, revistas o libros para ayudar a conciliar el sueño.
• Consumir alcohol, tabaco o productos que contengan cafeína en las horas previas al estudio.
• Realizar ejercicio físico vigoroso ni trabajos estresantes antes de la prueba.

Infraestructura y equipamiento

El estudio se realiza en un ambiente adecuado, tranquilo y sin ruidos. Durante toda la noche hay personal especializado que controla la calidad del registro.


El Dr. Pascual monitorizando una polisomnografía nocturnaDisponemos de un equipamiento técnico puntero que permite estudiar los trastornos que aparecen en las diferentes fases del sueño. Esto se consigue gracias a la realización de dos técnicas simultáneas: la vídeo-electroencefalografía, que estudia la actividad cerebral, y la poligrafía, que permite monitorizar la respiración, la relajación muscular, el pulso o el ronquido, entre otros.


La polisomnografía nocturna se considera la prueba más completa para detectar trastornos del sueño y no se puede sustituir por otros estudios parciales que no son aceptados por las sociedades científicas.


Se puede quedar un acompañante durante el estudio, aunque sólo es recomendable para menores de 14 años.

La web de Centre Mèdic Rambla Nova tiene un carácter divulgativo y en ningún caso sustituye la relación médico-paciente. Ante cualquier duda, consulte con su médico.